Menu
Banner Principal Institucional 8 Sentimientos que Cristo Pascua y banderín Resurrección
Semana Santa en Linea

Semana Santa en Linea

Ponche de Frutas

Ingredientes

2 piñas

2 libras de azúcar

4 onzas de pasas

4 onzas de ciruelas

2 libras de manzanas

1 papaya

4 plátanos

1 coco

1 raja de canela

6 litros de agua

Preparación

Parta la piña, la papaya, los plátanos, el coco y las manzanas en cuadritos. Con mucho cuidado, colóquelos en agua hirviendo. Agregue la canela, las ciruelas, las pasas y el azúcar. Déjelo en fuego medio por una hora. Procure servir caliente cada taza de ponche.

 

 

Tamales Colorados

Ingredientes:

Recado:
1 ½ Libras de tomate ciruelo maduro
2 Chiles pimientos
3 Chiles secos de pache (optativo si se quiere picante)
2 Onzas de ajonjolí (sésamo)
2 Onzas de pepitoria (semilla de calabaza o zapallo)
1 Raja pequeña de canela
1 Onza de manteca de cerdo
Achiote (bija o biya)
Sal

Masa:
1 ½ Libra de masa de maíz
6 Onzas de arroz
8 Onzas de manteca de marrano
Sal
Hojas y Adornos
1 Maleta de hojas de plátano
2 Maletas de hojas de Maxán o de hoja de sal
1 manojo de cibaque
3 Chiles pimientos para ser asados
4 Onzas de aceitunas
4 Onzas de alcaparras
4 Onzas de pasas
2 Libras de carne de cerdo
1/2 Libra de tocino en pedazos pequeños

Preparación:

El Recado:
Cocine en poco agua los tomates, los chiles pimientos (y los secos). Ya cocidos se muelen en piedra o con licuadora, agregando el achiote a discreción para dar color y sabor. Cuele esta mole para que quede fino.
En comal se ponen a dorar por separado el ajonjolí, la pepitoria y la canela.

Luego de que están dorados, sin quemarlos pues producen un sabor desagradable, se muelen bien con la piedra o se licuan en seco. Este polvo resultante se revuelve bien con el ole de chiles y tomate. Se pone esta mezcla a hervir durante 20 minutos agregando en este tiempo la onza de manteca de cerdo. Se sazona con sal al gusto. Este recado debe quedar un poco espeso y un poco salado pues los tamales tienden a perder sal al cocinarlos. Reservar.

La Masa:
Cocinar el arroz, licuarlo y reservarlo.
Deshacer la masa de maíz en medio litro de agua y licue.
En una olla adecuada se ponen a hervir 4 tazas de agua, se agrega la masa licuada y se remueve constantemente. Cuando espesa la masa, se agrega el arroz cocido y licuado. Se sigue batiendo la masa añadiéndole suficiente sal ya que tiende a perder sal el tamal en la cocción.

Si se pone demasiado espesa se agrega agua caliente de a pocos. Se continúa batiendo, y cuando ya haya hervido suficiente tiempo, se retira del fuego, se agrega la manteca de cerdo y se bate hasta que la manteca desaparece y se incorpora, y la masa se torne brillante.

Elaboración de los tamales:
Se cortan las hojas de maxán o de sal por la parte más gruesa, se lavan bien y se ponen a secar al sol. Se cortan las hojas de plátano en cuadros de 25 cm. Por lado, se lavan y se ponen a cocer en agua por 10 minutos.

El tocino crudo se corta en pedacitos y se agrega al recado.
La carne de cerdo se corta en dados de regular tamaño y se agregan al recado. En una sartén adecuada, se derrite la manteca de cerdo y se pone a freír el recado hasta que el color se intensifica.
Los chiles pimientos se ponen a asar, se pelan, se parten, se desvenan y se eliminan las semillas. Luego se cortan en tiras. Reservar.

Ponga un cuado de hoja de plátano sobre una de maxán en diagonal. Se sirve una porción de masa en el centro, y se agrega recado abundante. Sobre el recado se pone tocino y carne de cerdo, aceitunas, alcaparras 3 o 4 pasas y tiras de chile pimiento. Se doblan las hojas y se cierran para formar un paquete el cual se amarra con las tiras de cibaque, las cuales previamente se ponen en remojo para que ablanden.

Cocción de los tamales:
En una olla amplia se pone un colchón con las hojas sobrantes, se agregan 4 tazas de agua y se pone a hervir. Se colocan los tamales en la olla sobre el colchón. Tapar la olla con más hojas y una manta, y hasta arriba un lienzo de plástico . Se pone a hervir todo esto por una hora y media paa que tanto los tamales como la carne que contienen se cocinen bien.

 

Tamales Colorados

Rezado de la Cuatricentenaria, Consagrada, Pontificia y Condecorada Vírgen de los Reyes, La Inmaculada Concepción, Templo de San Francisco

Sábado 8 de Diciembre de 2012

{youtube}tKSnc9uO_Xg{/youtube}

Rezado de la Consagrada Imagen de la Inmaculada Concepción de María Santísima, Santa Iglesia Catedral Metropolitana, Domingo 9 de diciembre de 2012

{youtube}VJTE16h9FXo{/youtube}

La Celebración a Todos los Santos

Escrito por: Mónica Rodríguez

En el catolicismo fue instituida en celebración a todos los Santos, la cual es celebrada el primero de noviembre; y la celebración de los fieles difuntos en donde recordando a todas aquellas personas que aunque no vivan físicamente más con nosotros, su recuerdo se mantiene vivo y residen en nuestros corazones; la cual se lleva a cabo el dos de noviembre.

Dentro del marco del misticismo de esta festividad, podemos encontrar una gran variedad de comidas típicas y un tanto exóticas que no solamente satisfacen la ingesta de los vivos sino que también de los muertos. Entre ellas encontramos el reconocido platillo de Fiambre, elaborado con diferentes verduras, legumbres y embutidos, algunas veces de color rojo o blanco, que en cada receta familiar llega a dar un toque especial; ya que los ingredientes varian según el gusto de quienes lo consumen.

 

Todos los camposantos del país, se llenan de la algarabía del festejo; especialmente uno se reviste de colores, el Camposanto de Sumpango, Sacatepéquez; en donde gigantescas obras de arte elaboradas en papel de china de colores, entre otros materiales, se elevan cada año echando a volar no solo la imaginación de cada artesano sino también con su principal objetivo del rito que es, ahuyentar los malos espíritus que molestaban a las buenas ánimas que descansaban. También, se cree que elevar uno de estos barriletes, es como elevar una oración y hace una comunicación directa entre aquellos que vive y los que ya no.

 “La muerte llega fría y oscura, los ojos se cierran el corazón se estremece..Pero el alma vivirá para siempre;Hay uno que ha dado la vida por nuestra salvación…”

 

Señor Sepultado "Cristo de la Penitencia" del Templo de la Recolección

Escrito por: Mónica Rodríguez

“¿De qué se enorgullece el que es polvo y ceniza, si aún en vida sus entrañas están llenas de pobredumbre?” El orgullo comienza cuando el hombre se aparta del Señor y su corazón se aleja de aquel que lo creó. El Señor derribó los tronos de los poderosos y entronizó a los mansos en lugar de ellos.

El Calendario litúrgico coloca en el mes de noviembre la Fiesta de los Fieles Difuntos, que invita a la Iglesia Universal a elevar sus oraciones en sufragio de las almas del santo purgatorio.

Basado en este precepto Fray Miguel Ángel Murcia ofm, fundador de la Asociación de Cruzados del Santo Sepulcro del Templo de la Recolección, instituyó cada segundo fin de semana de noviembre la velación de la venerada Imagen del Señor Sepultado que se venera en este Templo.

El pasado sábado 10 y domingo 11 de noviembre, se realizó esta velación junto a su tradicional Procesión; que este año fue dedicada en honor y recordatorio al reciente fallecimiento del “Cardenal de la Paz” Rodolfo Cardenal Quezada Toruño.

Sepultado Recoleccion WC

 Las actividades dieron inicio el sábado al filo de las 19 horas en que se realizó la solemne procesión intramuros de traslado de la Imagen del Señor Sepultado desde la Capilla de las Ánimas; al compas de las marchas fúnebres “La Muerte es la Ultima Razón” y “Por el Sendero del Dolor” se realizó el recorrido por la nave central de la Iglesia llegando a su sitial de honor y en la que en actitud de oración, cientos de los miembros de la Asociación portando sus Capas blancas con las Cinco cruces de la Orden del Santo Sepulcro y quienes hicieron valla ante el paso cadencioso del anda de 42 brazos que nos recordaba que “Nadie sabe el día ni la hora, ni el hijo, solo el Padre que esta en los Cielos” (Mateo, 24:36) , revestido con una túnica verde musgo y bordados en oro y plata, el Señor Sepultado bendecía a sus fieles devotos, continuó la actividad con el rezo del Santo Rosario con intención a los miembros de la Hermandad ya fallecidos y pueblo católico en general. Luego entre música sacra, el Sepultado fue venerado por cientos de devotos finalizando así a las 22 horas el primer día de Velación.

 Al frente del anda se contemplaba en una lápida “Polvo somos y al polvo volveremos”, en otra se nos recuerda el mensaje principal de las andas “De qué se enorgullece el que es polvo y ceniza, si aún en vida sus entrañas están llenas de pobredumbre?” Seguidamente se observa un monumento fúnebre, al costado de un trono un esqueleto con elementos como una corona, libros, pergaminos, rejol de arena, joyas y una inscripción “El orgullo comienza cuando el hombre se aparta del Señor y su corazón se aeja de aquel que lo creó”. Sobre un catafalco sostenido por cuatro místicos y acongojados angeles se destaca la Venerada Imagen del Señor Sepultado y a un lado se lee “Aprendan de mi, que soy manso soy manso y humilde de corzón”. Al final del anda, abrazando una cruz, se observa un angel portando en su mano un guión que nos recuerda la resurrección y una corona de laureles simbolizando la victoria de Cristo sobre la muerte, a los pies del angel un recordatorio “El Señor derribó a los poderosos y exalto a los humildes y sencillos”; se complementan también unas coronas de cipreses en recuerdo y símbolo de eternidad de las almas de los fieles difuntos.

 El domingo, a las 10 horas fue realizada la Misa Mayor, seguido de Horas Santas con guardias de devotos y Hermandades invitadas ambientado con música sacra. A media tarde, las sentidas notas de la marcha fúnebre Sudor de Sangre estremecieron las paredes del Templo Recoleto dando inició así, a la solemne procesión de velación que recorrería las calles aledañas al barrio; fue portado por fieles devotos que se congregaron tanto de la capital como del exterior así, como se pudo contar con algunos turnos especiales para damas, tal fue el caso del turno 24 en donde 60 damas devotas al Señor Sepultado lo portaron en sus hombros an compas de la Marcha Fúnebre “Soledad”, la solemnidad finalizó a las 21 horas con el regreso del anda a su templo.

 

Rompecabezas 10

Que tan bueno eres para los rompecabezas, arma el siguiente rompecabezas en el menor tiempo posible.

Ten un momento de sano esparcimiento agilizando tu mente.

Rompecabezas 09

Que tan bueno eres para los rompecabezas, arma el siguiente rompecabezas en el menor tiempo posible.

Ten un momento de sano esparcimiento agilizando tu mente.

Rompecabezas 08

Que tan bueno eres para los rompecabezas, arma el siguiente rompecabezas en el menor tiempo posible.

Ten un momento de sano esparcimiento agilizando tu mente.

Rompecabezas 07

Que tan bueno eres para los rompecabezas, arma el siguiente rompecabezas en el menor tiempo posible.

Ten un momento de sano esparcimiento agilizando tu mente.

Rompecabezas 06

Que tan bueno eres para los rompecabezas, arma el siguiente rompecabezas en el menor tiempo posible.

Ten un momento de sano esparcimiento agilizando tu mente.

Rompecabezas 05

Que tan bueno eres para los rompecabezas, arma el siguiente rompecabezas en el menor tiempo posible.

Ten un momento de sano esparcimiento agilizando tu mente.

Rompecabezas 04

Que tan bueno eres para los rompecabezas, arma el siguiente rompecabezas en el menor tiempo posible.

Ten un momento de sano esparcimiento agilizando tu mente.

Rompecabezas 03

Que tan bueno eres para los rompecabezas, arma el siguiente rompecabezas en el menor tiempo posible.

Ten un momento de sano esparcimiento agilizando tu mente.

Rompecabezas 02

Que tan bueno eres para los rompecabezas, arma el siguiente rompecabezas en el menor tiempo posible.

Ten un momento de sano esparcimiento agilizando tu mente.

Rompecabezas 02

Que tan bueno eres para los rompecabezas, arma el siguiente rompecabezas en el menor tiempo posible.

Ten un momento de sano esparcimiento agilizando tu mente.

La Fiesta de Guatemala
Autor: Fernando Barillas Santa Cruz

Jesús de los Milagros

 Guatemala es un país de permanentes contradicciones. Una nación rica donde la mayoría vive en condiciones de pobreza; cuna de un Premio Nobel de Literatura en un país donde aún predominan elevados índices de analfabetismo; cuna de una Premio Nobel de la Paz en un país altamente polarizado, racista y excluyente... El listado de contradicciones puede extenderse a distintos ámbitos. Sin embargo, existe una en particular que se legitima y fortalece cada año, y que enaltece la fe y la idiosincrasia de las y los guatemaltecos a pesar, incluso, de las tantas discordancias estructurales que caracterizan a nuestra sociedad.

Jesús de la Merced

Cuando nos referimos a una fiesta, inmediatamente se nos viene a la mente alegría, música, comida, diversión, regocijo; una reunión con mucha gente, todos celebrando alrededor de una fecha, una persona o un acontecimiento. Entonces, pareciera absurdo, erróneo, calificar a la Semana Santa de Guatemala como una fiesta, pues a primera vista evidentemente no es una celebración sino una conmemoración, donde se recuerda el martirologio de Cristo, allá en el Gólgota.

Jesús del Rescate

 

Los colores de la época llaman al luto y la penitencia; no hay música estridente sino marchas fúnebres; no existen grandes banquetes, sino pescado y curtido en señal de abstinencia. No hay diversión, sino reflexión y recogimiento espiritual.

Jesús de la Parroquia

No obstante, a estas alturas del siglo XXI la Semana Santa se ha convertido en una tabla de salvación para la transculturizada identidad guatemalteca, y aunque sus devotos han ido inyectándole elementos, prácticas y estilos propios de la vida globalizada actual, sigue conservando aún mucho de lo propio y tradicional del chapín.

 Jesús de la Parroquia

Refirámonos a las evidencias. Salvo algunas excepciones, tanto cucuruchos como expectadores presencian y acompañan los cortejos de la ciudad capital –y algunos de La Antigua Guatemala- más con alegría que con actitud penitencial. El entorno, con ventas callejeras que ofrecen diversidad de alimentos, juguetes y productos, se asemeja a una feria patronal y, a veces, el jolgorio de la multitud es tal, que sólo llega a silenciarse con la fuerza de los instrumentos de viento y percusión de las bandas de músicos.

Jesús del Consuelo

El morado penitente se mantiene, pero no escapa a la vista el afán de los cucuruchos de “tacuche” por lucir las mejores prendas, corbatas y mancuernillas, cual si fueran a la boda del año. Innegable es también el uso de la tecnología, a decir, la multiplicación de fotógrafos aficionados y la utilización de teléfonos móviles para documentar el paso de las procesiones, pese a las reiteradas prohibiciones y llamamientos de las asociaciones de Pasión.

Jesús de la Parroquia

Estos y otros factores no necesariamente denotan que esté muriendo la naturaleza religiosa de la tradición. Pero lo que sí evidencia es que para los guatemaltecos la Semana Santa se ha constituido en una fiesta, su fiesta. La estricta disciplina religiosa está hoy más en manos de las hermandades que en las de los cucuruchos, en tanto que estos últimos parecen disfrutar con más alegría la práctica de su tradición. No necesariamente han hecho la fe a un lado, pero evidentemente la Semana Santa la viven como una festividad, que esperan con ansias durante todo el año.

Cristo de la Preciosa Sangre

Visto como un fenómeno social, es muy importante que los elementos característicos y vitales de la Semana Santa de Guatemala se mantengan fuertes. Por ejemplo, la elaboración de alfombras, huertos y altares respetando la línea altarera tradicional de mediados del siglo pasado se mantiene y se fomenta; la interpretación de marchas fúnebres y el gusto por las mismas se incrementa, incluso por encima de la afición por la marimba. Las filas de inscripciones de devotos y las que se forman para acompañar los cortejos aumentan masivamente cada año.

Jesús de San Bartolo

Y es ahí, en las filas de cucuruchos, donde las contradicciones que nos caracterizan como país parecen superarse; incluso tolerarse. Aún desfila el letrado atrás del iletrado, el rico atrás del pobre, el indígena atrás del ladino e, incluso, el heterosexual delante del homosexual, detalle último que se hace notar con más fuerza hoy en los cortejos, a pesar de la postura contraria de la propia Iglesia en torno a ese tema.

Jesús de los Milagros

Por ello es importante que la Semana Santa sea Patrimonio Cultural de la Nación, porque sigue construyendo coincidencias más que diferencias, porque es capaz de adaptarse a los nuevos tiempos y a las condiciones sociales y económicas que enfrenta el país, aun de las circunstancias y los dogmas. Porque nos hace parecer más tolerantes e incluyentes y porque, a pesar de todo, la figura del Redentor sigue ahí, presente, como la razón que da origen a la tradición.

Jesús del Consuelo

Quizás debiéramos ponernos la túnica morada a lo largo del año para dar ese paso de reencuentro, tolerancia e inclusión que tanto nos hace falta como sociedad.

Jesús de la Parroquia

La Real Academia la Lengua Española define una fiesta como el día en que se celebra alguna solemnidad nacional, o el día que la Iglesia celebra con mayor solemnidad que otros. Siendo así, nuestra contradicción de vivir la Semana Santa como una fiesta, la fiesta nacional, no es tan ilógica.

Jesús de la Merced

La Semana Santa de Guatemala es Patrimonio Cultural de la Nación. Falta convertirla en Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Es la tarea pendiente.

Jesús de la Indulgencia

Semana_Santa_Patrimonio_Cultural

Suscribirse a este canal RSS
Anuncio Principal Inferior 9 Soy Cucurucho tengo los mismos Sentimientos
Banner Principal Inferior 8 Vive la Cuaresma SS y Pascua mano cruz