Menu
Banner Principal Institucional 8 Sentimientos que Cristo Pascua y banderín Resurrección

Bendición Imagenes del Calvario

Crónicas y Recuerdos Del Santo Cristo Yacente Del Calvario De La Nueva Guatemala De La Asunción

Bendición Imagenes del Calvario

 TENDRÁ LUGAR EL PROXIMO DOMINGO 5 POR LA TARDE

La junta directiva de la sociedad de señoras y señoritas de la hermandad de Jesús Sepultado de la parroquia del Calvario integrada por las señoras Adela M. viuda de Reina, María G. viuda de Cruz, Sofía Polanco P. y Carlota Puente Lara M., está haciendo circular invitaciones para la ceremonia de bendición de las imágenes de la Virgen de Soledad, San Juan y María Magdalena que acompañarán a Jesús en la procesión del Santo Entierro, que sale de esta parroquia el día viernes santo.

 

Esta ceremonia tendrá efecto el próximo domingo 5 del actual, a las 4 de la tarde, actuando el vicario y gobernador monseñor Rafael Álvarez y el presbítero canónigo magistral, José Ángel Montenegro, quien hará uso de la palabra en tan importante acto religioso.

Las congregaciones religiosas y fieles católicos se preparan para asistir a esa fiesta, la que constituirá un acontecimiento cristiano.17

Señor Sepultado del Calvario

Iglesia del Calvario en abril de 1924 tomada por John W. Hall y recorte del diario El Imparcial. Guatemala, 3 de abril de 1925. p. 7, que por la importancia de los datos que contiene fue transcrito literalmente con el objeto de examinar los aportes que ofrece para el desarrollo de la presente investigación.

Señor Sepultado del Calvario

La información citada anteriormente nos permite deducir que la Hermandad del Señor Sepultado del Calvario, se había constituido para 1925 como el brazo principal de apoyo laico de esta iglesia. Es importante resaltar que estaba compuesta indistintamente por hombres y mujeres, contando cada sección con una directiva encargada de ordenar su funcionamiento. Es interesante que entre sus devotos destaca el presiente de la hermandad José María Puente Lara y en la sección de mujeres el nombre Carlota Puente Lara.

El año de 1925 constituyó un antes y un después para esta institución religiosa dando indicios concretos ya expuestos anteriormente que la procesión original del Santo Entierro era encabezada por la cruz alta y ciriales, una gran cruz portada en un anda, luego varios pasos que rememoraban "Misterios Dolorosos del Rosario", seguidos del anda de la Virgen de la Piedad, a la que seguía el anda que portaba la escultura del Señor Sepultado dentro de una urna, luego en andas separadas las imágenes de la Santísima Virgen de Soledad acompañada de María Magdalena y San Juan.

Este orden se mantuvo debido a la gran influencia de la Ilustración Francesa que se había hecho presente desde de mediados del Siglo XIX, que había cambiado el culto de ascendencia hispánica, evidente en el cortejo de Viernes Santo en la procesión del Santo Entierro de Santo Domingo, particularmente en la presentación de la imagen del Señor Sepultado que había roto con los patrones españoles para no ser relacionada a un culto que era visto como símbolo de atraso. En este contexto histórico el Señor Sepultado del Calvario fue transformado en el Santo Cristo Yacente que puede ser también relacionado con el estilo francés.

En este sentido las imágenes de la Santísima Virgen de Soledad, la Magdalena y San Juan, se pusieron acorde con la figura de un Cristo Ilustrado que fortalecía la nueva Iglesia Católica que desde aquel tiempo, que ya no riñe con la ciencia, a la que más bien considera parte de la misma razón humana dada por Dios.

La comprensión correcta de esta incorporación de la ciencia al catolicismo emprendida por el Papa León XIII, previene y permite el uso de sus grandes inventos para llevar a cabo el proceso de evangelización al servicio de la religión que dio lugar al cambio de imagen de Cristo, que pasó del dramatismo barroco y ultrabarroco, como las esculturas de Jesús Nazareno de la Merced y el Cristo de la Penitencia de la Recolección de la Nueva Guatemala de la Asunción, a una imagen de serena majestad que da seguridad del reposo en espera de la resurrección que se materializa en las esculturas del Señor Sepultado de las iglesias de Santo Domingo y del Calvario.

La cita del historiador Víctor Miguel Díaz, es puntual cuando describe dicho cambio en la escultura del Cristo Yacente del Calvario, afirmando que fue el escultor Manuel Montufar quien lo realizó, dando validez a dos testimonios orales que ahora analizaremos.

El primero ofrecido por el conocido maestro de la altarería tradicional Edgar Fernando Flores,18 quien conoció a uno de los nietos de Manuel Montufar, que también se dedicó al arte de la escultura. El maestro José Luis Cruz Montufar, quien le relató que su abuelo había hecho, además de la Soledad del Calvario, el Corazón de Jesús de la iglesia de la Asunción, el Cristo de Limpias de las Beatas de Belén, ambas iglesias de la capital.

 El segundo testimonio fue dado por otro famoso altarero, quien es reconocido por su dedicación a la elaboración de flores artesanales, el maestro Álvaro Lara,19 que también conoció al citado escultor Cruz Montufar, recordando que además de las esculturas nombradas también habría realizado la Virgen de Guadalupe que preside el templo de esta advocación de la capital, el Justo Juez de la Catedral y la Virgen de la Soledad del Calvario.

La crónica periodística citada de Víctor Miguel Díaz y los testimonios citados, se constituyen de esta manera en fuentes de primer orden que nos aproximan al nombre de Manuel Montufar como autor de la escultura de la Virgen de Soledad de la parroquia de Nuestra Señora de los Remedios, iglesia del Calvario. En cuanto a las esculturas de San Juan y María Magdalena quedaría por dilucidar algunos detalles.

El primero, sería verificar si en la escultura de María Magdalena en el momento de su confección se utilizó la cabeza y manos de la mencionada santa que existía en la iglesia de la Antigua Guatemala en 1781. Eventualidad que explicaría la profunda diferencia que existe en las técnicas de elaboración y presentación de la misma respecto de la de la Virgen de la Soledad y San Juan.

El historiador Mario Ubico cita un documento a este respecto detallando "Ytem un San Pedro y Sta María Magdalena cabeza y manos de bulto y ropaje de lienzo pintado."19 El atender este pormenor abre la posibilidad que el estreno de esta imagen se pudieron aprovechar partes de otra escultura de la misma advocación que existían con anterioridad y que habrían sido traídos de la Antigua Guatemala, depositados en los ambientes de la referida iglesia, para por último ser utilizados en la elaboración de esta nueva escultura.

En este orden de ideas no menos interesante es la escultura de San Juan que presenta características más antiguas a una escultura de 1925, abriendo la posibilidad que también haya sido adaptada para formar parte del nuevo conjunto escultórico que se estrenó aquel inolvidable año de 1925 para acompañar la procesión del Santo Entierro el Viernes Santo.

Sin embargo, una vez examinadas estas posibilidades el historiador Walter Gutiérrez, recomienda tener en cuenta un inventario de la iglesia de Nuestra Señora de los Remedios levantado en 1881, citado por el historiador Haroldo Rodas en su obra El Despojo cultural que afirma:

que falta un niño llamada del Santísimo, un Cádiz dorado liso, y la cruz del copón grande. En una ampliación de esta indicación se lee "El niño está en poder de Doña Mercedes Zambrano y tiene sandalias de plata. El cáliz dorado liso está en la iglesia de la Asunción en poder del Padre Joaquín Santamaría, prestado. Falta una Virgen de Soledad, convertida en Magdalena, que está en el altar del Señor Sepultado, pues la Magdalena y San Juan que había según inventario, fueron vendidos en 1917 al padre Letona a doña Isabel de Ortiz por los cofrades del Jesús Sepultado. La lámpara perdida 81 y 88 que era de cristal, se rompió con el terremoto 20

El análisis de esta cita, nos da una prueba de primer orden que nos permite inferir que desde 1917, la procesión del Señor Sepultado del Calvario ya no contaba con imágenes de la Virgen de la Soledad, San Juan y María Magdalena, reforzando la tesis que el conjunto escultórico completo de la Virgen de Soledad, San Juan y María Magdalena fue elaborado por el escultor referido anteriormente Manuel Montufar.

A pesar de las pruebas que apuntan hacia la realización de trabajo total del conjunto escultórico mencionado, queda por dilucidar las diferencias estilísticas entre dichas efigies de gran devoción y arraigo popular.

Señor Sepultado del Calvario

María Magdalena, Virgen de la Soledad y San Juan de la parroquia de Nuestra Señora de los Remedios, iglesia del Calvario, bendecidos el 5 de abril de 1925 para acompañar la procesión del Santo Entierro. (Fotografía Walter Gutiérrez, año 2007).

 En este año la presencia de la procesión del Señor Sepultado del Calvario es perceptible en el periódico de mayor circulación en aquellos años El imparcial que nos relata algo de aquel Viernes Santo:

 También sale este día a las cuatro de la tarde sale la procesión del Señor Sepultado del Calvario, la que se interna por la 6ª avenida hasta la 14 calle, haciendo un largo recorrido.21

 Esta lacónica cita nos aproxima directamente al crecimiento de la procesión del Santo Entierro y nos describe algunos sitios del recorrido que ya se consideraba para aquel tiempo de largo, haciendo evidente su proyección en el ideario de las Procesiones de Pasión de la Nueva Guatemala de la Asunción.

En este contexto de crecimiento, no menos importante es que desde entonces no ya no se deja de citar la procesión del Señor de la Resurrección que paulatinamente se fue consolidando como la más importante de esta advocación en la ciudad. El mismo diario citado anteriormente afirma acerca de esta manifestación de fe, lo siguiente:

 Por último Sale a las 6 de la mañana del Domingo la procesión de Jesús de la Resurrección sigue la 7ª avenida hasta la 11 calle y regresa por la 6 avenida. Entra a las 10 de la mañana.22

 Este recorrido ya era un tanto largo para una procesión de esta advocación en aquellos años cuando se acostumbraba un trayecto muy corto, evidencia que nos muestra el crecimiento paralelo de ambas procesiones que iban ganando posicionamiento en el mundo de las tradiciones de Semana Santa rodeadas de un ambiente totalmente liberal, al cual, se incorporaban con una nueva didáctica del Evangelio que desde entonces ponía especial énfasis en el mensaje de un Cristo vivo.

 17 El Imparcial. Guatemala, 3 de abril de 1925.p.7.

18 Edgar Fernando Flores, 66 años de edad, psicólogo, vecino del barrio de Santa Teresa de la Nueva Guatemala de la Asunción, entrevistado el 25 de mayo de 2009.

19 Álvaro Lara, 52 años de edad, portador del patrimonio intangible de las artes aplicadas útiles y suntuarias tradicionales de Guatemala, vecino del barrio de La Parroquia de la Nueva Guatemala de la Asunción, entrevistado el 25 de mayo de 2009.

19 Mario Alfredo Ubico Calderón. Datos Históricos del Señor Sepultado del Calvario de la Nueva Guatemala. La Copia Fiel. Guatemala, 2009. p. 8.

20 Juan Haroldo Rodas Estrada. El Despojo Cultural. Caudal Impresos, Guatemala, 1998. p. 86.

21 El Imparcial, Guatemala, 8 de abril de 1925. p.3.

22 Ídem.

 Tomado del Libro Crónicas y Recuerdos Del Santo Cristo Yacente Del Calvario De La Nueva Guatemala De La Asunción Escrito por: Dr. Fernando Urquizú y Arq. Mario Ubico. Escuela de Historia - Universidad de San Carlos, CIAG.

Información adicional

  • © Historia del Arte: © Semana Santa en Línea. Prohibida la reproducción total o parcial. Todos los derechos reservados.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

volver arriba
Anuncio Principal Inferior 2 Difundiendo Nuestras Tradiciones
Banner Principal Inferior 8 Vive la Cuaresma SS y Pascua mano cruz