Menu
Banner Principal Institucional 8 Sentimientos que Cristo Pascua y banderín Resurrección

Jueves Santo 6 de abril de 1917

Crónicas y Recuerdos de Jesús Nazareno de Candelaria

Jesús de Candelaria

Jueves Santo 6 de abril de 1917

La procesión de Jueves Santo de este año fue una de las que más expectativa generó en el siglo XX. Era la primera en que salía consagrado Jesús Nazareno de Candelaria, evento religioso que marcó el resurgimiento de estas tradiciones después de las restricciones impuestas a las mismas por monseñor Juan Cagliero en 1911, delegado del Papa, quien había tratado de reordenarlas debido a las excesos que se habían causado en ellas en la alteración de la liturgia tradicional de ascendencia hispánica por la sobreventa de turnos.

El nuevo arzobispo de Guatemala Raymundo Riveriro y Jacinto, dio todo su apoyo a las procesiones haciendo las consultas correspondientes con su Santidad reinante y así apuntaló su desarrollo con la consagración de Jesús de Candelaria que en este año realizó un recorrido sin precedentes.

El impacto en la organización y de este magno desfile sacro podemos deducirlo de las noticias de expectación y crónica de la misma en el Diario de Centro América localizadas por el investigador Douglas Aníbal Ruiz que citan:

Procesiones. Las de la semana mayor en la capital comenzaron en la mañana de ayer con la que salió de Capuchinas. La de Candelaria, el jueves, nos dicen que saldrá a la una de la tarde. Diario de Centro América.

Guatemala, lunes 2 de abril de 1917, pág. 5. Sin embargo otras crónicas citadas afirman que salió a las 15:00 horas. Música nacional. Don Rafael A. Aparicio compuso una marcha fúnebre, que será tocada por primera vez el jueves en la tarde, en la procesión de Jesús de Candelaria. Diario de Centro América, Guatemala, martes 3 de abril de 1917, portada.

La Semana Mayor. En las fiestas de los días jueves y viernes últimos, la animación en la capital fue extraordinaria, sobresaliendo las procesiones de Candelaria, La Merced y Santo Domingo. Diario de Centroamérica. Guatemala, sábado 7 de abril de 1917, pág. 5. Notas de Arte.

Buen trabajo era el del alumbrado eléctrico que llevó el anda del Nazareno de la Candelaria, el jueves cinco en la tarde. El efecto de luces, en la noche, era muy hermoso. Diario de Centroamérica Guatemala, miércoles 11 de abril de 1917, pág. 3.

Las crónicas anteriores fueron enriquecidas con una amplia descripción del órgano informativo de la Sociedad de Jesús Nazareno de Candelaria titulada El Nazareno. Año II. N° 25, Guatemala, 1924, pág. 18, que relata de manera literaria la procesión de aquel año afirmando: “Va declinando entre tenues velos de crespón la tarde del Jueves Santo 5 de Abril de 1917, El tiempo era caluroso Bandas de pájaros cruzan fugitivos por el espacio, sobre la ciudad buscando los árboles copudos que les den abrigo. Los toques de campana se repiten pausados, tristes y melancólicos. De pronto el cielo va limpiándose de nubes y comienzan a fulgurar las estrellas, que miran tristes el mundo.

32 Por la calle larga, de Oriente a Occidente, entre millares de almas, se encaminan largas y numerosas filas de hombres de buena voluntad, bajo el capuz de penitentes, llevando lanzas adornadas con pequeñas lienzos de rojo color.

Jesús de Candelaria

Por último avanza conducida en hombros, la imagen del Nazareno, lleno su rostro de tristeza infinita, como reflejando soledad en el alma, en medio de nueves de incienso y al compás de marchas fúnebres, haciendo recordar a su pueblo el día que llegó a la apoteosis de su martirio, dejando inextinguible luz en la conciencia humana.

A su paso baña las almas de suave melancolía.

El pueblo admira la majestad, a la augusta imagen que representa al profeta de la regeneración social, sentenciado con la mayor de las ingratitudes porque un día sintiera la visita misteriosa del espíritu de lo porvenir, premiado con la befa y la injuria con la burla y la muerte, por la redención de los hombres y por el advenimiento de la libertad y la justicia! La última crónica citada deja entrever el sentido político del acto de consagración y procesión de Jueves Santo, que puede ser ligado a intereses de asociación de la cultura positivista de “Libertad y Justicia”, ya toleradas por la Iglesia, sin mayor reparo, cuya raíz podemos analizar con la lectura de la obra de Artemis Torres Valenzuela.

Los Conservadores Ilustrados de la República de Guatemala 1840.1870. Centro de Estudios Folklóricos, Universidad de San Carlos de Guatemala, 2009, que expone desde punto de vista de la historia de las ideas el desarrollo de pensamiento por parte de teóricos de la Iglesia local que preparaban desde aquel entonces la convivencia con un Estado Liberal, vigente en nuestro país cincuenta años más tarde.

En aquel año los turnos para cargar en la procesión de Jueves Santo presentaron por primera vez la novedad de un retrato de aparato de Jesús Nazareno de Candelaria, derivados de su fotografía oficial de consagración, rodeado de un poco diseño gráfico que permitió entronizar su imagen de manera masiva en el corazón de sus devotos con el uso de la reproducción mecánica de la imagen que impactó como una novedad que abrió el camino para el coleccionismo de este tipo de documentos.

Debido a que relacionaba una imagen viva de una escultura directamente con el nombre de una persona, esta situación le da un carácter único a nuestras procesiones y acentúan el carácter íntimo de los fieles con Jesús de Candelaria. El reverso se dejó en blanco se colocó el nombre del devoto que lo llevó en hombros don Agustín Barrera, seguido del número de inscripción correspondiente y el año manuscrito con pluma fuente. Documento conservado por Erick Espinoza Folgar.

 

Escrito por: Fernando Urquizú y Erick Espinoza.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

volver arriba
Anuncio Principal Inferior 9 Soy Cucurucho tengo los mismos Sentimientos
Banner Principal Inferior 8 Vive la Cuaresma SS y Pascua mano cruz