Logo
Imprimir esta página
Imprimir esta página

EL TRÁNSITO DE MARÍA

San Juan Damasceno afirma: “Ciertamente, era necesario que se despojara de l aparte mortal para revestirse de inmortalidad, puesto que el Señor de la naturaleza tampoco evitó la experiencia de la muerte. En efecto, él muere según la carne y con su muerte destruye la muerte, transforma la corrupción en incorruptibilidad y la muerte en fuente de resurrección”.

Así se expresaba el santo de aquel momento en el que María Santísima, durmió para pasar su transito de la vida terrenal a la vida celestial y ser elevada a los cielos en cuerpo y alma.

Damasceno se preguntaba: “¿Cómo es posible que aquella que en el parto superó todos los límites de la naturaleza se pliegue ahora a sus leyes y su cuerpo inmaculado se someta ala muerte?”.

La respuesta era sencilla, Jesús con su resurrección abrió la puerta para que aquella que había sido elegida por Dios sin mancha de pecado original, fuera incorruptible para así ser llevada a la presencia del creador.

Por su parte, San Juan Pablo II, hizo referencia en la audiencia general del 25 de junio de 1997: “Cualquiera que haya sido el hecho orgánico y biológico que desde el punto de vista físico, le haya producido la muerte, puede decirse que el tránsito de esta vida a la otra fue para María una maduración de la gracia en la gloria, de modo que nunca mejor que en ese caso la muerte pudo concebirse como una dormición.

“Es verdad que en la revelación la muerte se presenta como castigo del pecado. Sin embargo, el hecho de que la iglesia proclame a María liberada del pecado original por singular privilegio divino no lleva a concluir que recibió también la inmortalidad corporal. La Madre no es superior al Hijo, que aceptó la muerte, dándole nuevo significado y transformándola en instrumento de salvación”, afirmó San Juan Pablo II.

María Santísima es la esperanza de todo cristiano de la resurrección, pues tras pasar el umbral de la vida terrenal, tenemos la seguridad que así como nuestra Madre estaremos en presencia de Dios nuestro Señor.

Joomla
Joomla
Joomla

Wordpress
Wordpress

© DescubriendoGuatemala.com 1995-2016 All Rights Reserved