Menu
Banner Principal Institucional 8 Sentimientos que Cristo Pascua y banderín Resurrección

Viernes Santo 4 de Abril de 1896 se re organizan las procesiones en el Templo del Calvario

Crónicas y Recuerdos Del Santo Cristo Yacente Del Calvario De La Nueva Guatemala De La Asunción

 
Sepultado del Calvario

Viernes Santo 4 de Abril de 1896 se re organizan las procesiones en el Templo del Calvario

La reagrupación de estas asociaciones, encontró un punto de convergencia política con la llegada al poder, el 15 de marzo de 1892 por medio de elecciones, del general José María Reina Barrios; un militar de cierta educación, sobrino del ex presidente, reformador liberal, general Justo Rufino Barrios, que daba vida al sueño de sus antepasados de promover el proyecto de “Nación Ilustrada” formulado por el avance a un estado superior del nivel de vida nacional, que debía ser expresado en obras concretas que reflejarían el progreso alcanzado por el país, gracias al incremento del cultivo del café, al cual, se procuraba incorporar inversión extranjera, organizándose para este efecto las primeras exposiciones de carácter internacional donde se presentaban los avances de las fuerzas productivas locales.

Señor Sepultado del Calvario

La Ilustración francesa habría influido tan profundamente en el mundo de las ideas del presidente Reina Barrios, que lo llevó a intentar convertir la Nueva Guatemala en un pequeño París, patentizándose en la gran obra de su gobierno; el Boulevard 30 de Junio, actual Avenida La Reforma, enriquecido con grandes monumentos como la estatua ecuestre de su tío el general Justo Rufino Barrios, inaugurada el 17 de julio de 1896 y el dedicado a Miguel García Granados el 30 de junio del mismo año,7 obras que nos hacen evidente el aprovechamiento de las circunstancias para dejar claro el papel de su familia como forjadora del progreso nacional. En este mismo año también se inauguró el edificio del Registro de la Propiedad Inmueble, actualmente sede del Museo Nacional de Historia, destinado al resguardo del máximo tesoro de los liberales, consistente en los nuevos títulos de propiedad privada de la tierra, que iban adquiriendo de los antiguos terrenos ejidales de los pueblos indígenas, tierras baldías del Estado y grandes propiedades de la Iglesia Católica.

Sin embargo, este movimiento de ideas materializadas en obras de arte, reflejo de una ideología de carácter liberal, favoreció la reorganización de la Iglesia Católica y las procesiones, porque el nuevo “Estado Libre” tenía que dar un espacio para la manifestación libre de ideas, que incluía la religión. Esta preocupación por el arte fue evidente al adherirse su gobierno al tratado de Berna que dio lugar a la protección de la cultura tradicional.

Las procesiones que no habían dejado de salir en los pueblos rurales, y sirvieron de ejemplo para la reorganización de las hermandades y asociaciones católicas de la capital, que volvieron a reagruparse siguiendo las sugerencias de Roma, bajo una nueva política de organización que contemplaba las diferencias de clases sociales en los centros urbanos, aprovechando el espacio intelectual abierto por el gobierno del general Reina Barrios.

Como producto de este movimiento intelectual de la Iglesia Católica capitalina, se reorganizaron algunas Hermandades de Pasión en las iglesias tradicionales de viejo abolengo como La Merced y Santo Domingo, que siguieron teniendo su procesión el Viernes Santo como día más importante, a nivel local, en la Semana Santa. La medida fue reforzada reorganizando este tipo de asociaciones católicas en otros templos de menor jerarquía social, pero no por esto, con menos capacidad de convocatoria de fieles; siendo también un gran apoyo al catolicismo.

Paulatinamente fueron apareciendo en los principales días de la Semana Mayor otras procesiones, desde el Domingo de Ramos, que arrancó nuevamente en 1892 8 con la procesión del Señor de las Palmas, que comenzó a salir de la iglesia de Nuestra Señora del Pilar de Zaragoza, conocida popularmente como Capuchinas; por la tarde continuó una procesión de Jesús Nazareno a cargo de la iglesia del barrio de los carpinteros, llamada del Señor San José.

La Semana Católica, refiere para aquel año, por primera vez la presencia de penitentes con túnicas color violeta, tan característicos de Semana Santa que por turnos cargaban en hombros las imágenes, mientras una banda de música seguía la procesión. Esto nos da la idea, que tenía ya algunos años de llevarse a cabo, aunque sin el esplendor que alcanzaba en ese año.9

 El Lunes Santo fue tomado por la procesión de Jesús Nazareno de la parroquia de la Santa Cruz, conocida como la parroquia Vieja, que comenzó a salir en 1896.10

El Martes Santo, por la estación de recorrido corto, de Jesús Nazareno de la Merced, conocida como de la Reseña. El Miércoles Santo se aprovechaba para las velaciones de imágenes de Pasión en varias iglesias y ceremonial de tinieblas en la catedral, mientras que el Jueves Santo, fue tomado por Jesús Nazareno de Candelaria11 que se veneraba en el corazón del barrio popular más grande, en aquella época, de la ciudad.

 En el mes de marzo de este año la feligresía de la parroquia de Nuestra Señora de los Remedios iglesia del Calvario, pidió a las autoridades superiores autorización respectiva para sacar procesión del Santo Entierro.12

Sepultado del Calvario 1946

 Dicha procesión salió la tarde del Viernes Santo de de  189613, convirtiéndose en la primera página de oro que escribió la entonces Hermandad del Señor Sepultado del Calvario ya que no dejaría de salir consecutivamente en los siguientes años, a pesar de grandes catástrofes y calamidades que ha sufrido la ciudad, en donde gran cantidad de sus habitantes han sido fieles a la parroquia, sus devociones, especialmente al Santo Cristo Yacente que pasó desde entonces a convertirse en epicentro de una gran devoción que ha llegado con honor y gloria hasta nuestros días.

 


7 Varios Autores. El arte guatemalteco reflexiones a través del tiempo. EDISUR. Guatemala, 2001. p. 119.

8 Ricardo Bendaña Perdomo. Ob. Cit. N ° 2.  p. 97.

9 La Semana Católica. Año II.  Tomo II.  N ° 617. Guatemala, 1904. 

10 Fernando Urquizú. Nuevas notas para la historia de las marchas fúnebres en Guatemala. Universidad de San Carlos. Guatemala, 2003.p.89.

11 Parroquia N. S. de Candelaria. Cristo Rey. Revista, Guatemala, 1992. p. 9. Nos muestra una patente de cofradía extendida  el 15 de enero de 1898, que prueba el movimiento de reorganización que tenía esta institución en aquellos tiempos.

12 AHGP. Documentación fondo documental parroquia de Nuestra Señora de los Remedios, iglesia del Calvario.

13 La Semana Católica. Año IV. Tomo IV. Guatemala, 1906. P. 365. 

 Tomado del Libro Crónicas y Recuerdos Del Santo Cristo Yacente Del Calvario De La Nueva Guatemala De La Asunción Escrito por: Dr. Fernando Urquizú y Arq. Mario Ubico. Escuela de Historia - Universidad de San Carlos, CIAG.

Información adicional

  • © Historia del Arte: © Semana Santa en Línea. Prohibida la reproducción total o parcial. Todos los derechos reservados.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

volver arriba
Anuncio Principal Inferior 9 Soy Cucurucho tengo los mismos Sentimientos
Banner Principal Inferior 11 Android