Menu
Banner Principal Institucional 8 Sentimientos que Cristo Pascua y banderín Resurrección

Nuevos cambios en la fisonomía del Barrio del Calvario 1947

Nuevos cambios en la fisonomía del Barrio del Calvario

Cambios en el Calvario 1947

El desarrollo del materialismo como forma de pensamiento sumado al cultivo de las artes, el deporte y otras diversiones de carácter laico, paulatinamente irradiados de los grupos dominantes unidos a una elite intelectual fue permeando a los demás grupos sociales, especialmente las capas medias urbanas, fueron determinando cambios fundamentales en el pensamiento y vida citadina.

En este contexto histórico la Nueva Guatemala de la Asunción, necesitaba expandirse de manera material para dar albergue a una población más numerosa que planteaba la necesidad de nuevas construcciones con otra utilidad social más allá de los edificios de gobierno civil y eclesial, a la vez, que se necesitaba un centro para el cultivo del arte.

Estas demandas intelectuales y sociales, determinaron, el crecimiento hacia el Sur de la ciudad, precisamente atrás del barrio del Calvario y su iglesia, que comenzó a ver como de manera planificada surgían tres áreas fundamentales del para aquel entonces teniendo como nuevo eje citadino el llamado "Centro Cívico" con sus áreas para deportes, administración y arte.

Sin embargo, la misma planificación demandaba comenzar por dar acceso al área donde se trabajaría para incorporar el nuevo sector a la ciudad; fue así como el Lunes de Pascua de 1947, se continuó la demolición de la colina y el viejo templo del Calvario, mientras también se desmanteló el antiguo edificio del mercado de la placita situado enfrente de este lugar como podemos apreciar en las siguientes gráficas del diario El Imparcial.31

Gráficas de los artículos titulados "Adiós al Calvario" y "Demolición del Viejo Calvario" donde podemos apreciar el proceso de demolición de la iglesia de este nombre y desmantelamiento del antiguo mercado Sur N º 1 y el proceso de explosiones con dinamita para romper el cerro también nombrado del Calvario. (El Imparcial. Año XXXV. N ª 8679. Guatemala, miércoles 2 de abril de 1947. p.1. y El Imparcial. Año XXXV. N ª 8681. Guatemala, martes 8 de abril de 1947. p.1.)

Entendidos los cambios en la ideología del país que alteraron severamente sus costumbres con el uso de la radio como medio de difusión de las ideas cuyo principal usufructuario era el gobierno, podemos comprender la falta de información de las procesiones en los tres últimos años de esta década, especialmente de la iglesia del Calvario que se encontraba en aquel momento, como un parte aguas en medio de la parte antigua y moderna de la ciudad.

Cambios en el Calvario 1947

A esta situación debemos sumarle otro factor fundamental que incidía la en fuerza viva que integraba la base de la Hermandad Cruzados de Cristo y demás grupos sociales que asistían a la iglesia del Calvario, cuando en 1947, se firmó uno de los primeros pactos colectivos de trabajo entre los empresarios y trabajadores de la empresa IRCA International Railroad Central América, que elevó el nivel de vida de gran cantidad de fieles asistentes a esta iglesia que les permitió comprar terrenos a bajo costo en sitios alejados, para aquel entonces del ahora Centro Histórico de la ciudad a donde se llevaron su devoción expresada en la colocación de fotografías del Santo Cristo Yacente y la Virgen de la Soledad de la iglesia del Calvario que entronizaron en hogares y sitios públicos, siendo sustituidas al paso del tiempo por modernos fotoimpresos realizados especialmente para este menester.

Para ilustrar este tema podemos citar una referencia ofrecida a este trabajo por el historiador Walter Gutiérrez, quien localizó en una de sus investigaciones una fotografía de la Virgen de Soledad de la iglesia del Calvario en la capilla del Cementerio de antigua aldea de Guajitos, actual colonia de la zona 21 de la capital, donde la figura la Santísima Virgen de Soledad de esta iglesia con el resplandor que luce la imagen del Cristo de la escultura de La Piedad en otra fotografía antigua de devoción particular citada anteriormente, que fue reutilizada en una versión de estampa para reproducir esta devoción, haciendo patente el movimiento de las creencias populares del ahora Centro Histórico a las periferias citadinas y al interior del país.

Impreso con la fotografía de la Virgen de Soledad del cementerio de la antigua aldea Guajitos, actual zona 21 de la capital que muestra un resplandor que pertenecía la imagen de Cristo de la escultura de la Piedad, según podemos apreciar en fotografía de esta advocación citada anteriormente. (Estampa de devoción del historiador Walter Gutiérrez, reproducida por la Hermandad de Dolores del templo del Calvario en el año 2007.)

Cambios en el Calvario 1947

La convergencia de estas nuevas alternativas de vida ideológica y material fortaleció ostensiblemente la Asociación Cruzados de Cristo de la iglesia del Calvario cuya devoción comenzó a proyectarse desde 1947, más allá de los límites del antiguo barrio de este nombre, incorporándose de esta manera a un mundo cambiante en donde la radio como principal medio de información era utilizado para acortar distancias y convocar al público a las procesiones, no necesariamente de credo católico, reforzando en gran medida los impresos de papel y las revistas informativas.

Durante el gobierno presidido por el doctor Arévalo las procesiones de todas las advocaciones fueron respetadas pero comenzaron a restar su dominio teológico citadino, lo que no implica necesariamente, una reducción de gente en sus manifestaciones de fe popular que les permitió sobrevivir en el ideario nacional, a pesar del desarrollo de las ciencias sociales y del avance de la tecnología que incorporaron a su favor. Así, la publicidad, la fotografía artística de las imágenes y procesiones, el uso de la imprenta a gran escala y otros medios de reproducción del arte como la radio, expresada en la emisora católica "Radio Pax",33 pasaron a jugar un papel fundamental de enlace entre los dirigentes y participantes en las mismas.

Este momento histórico que vivió la Asociación Cruzados de Cristo de la iglesia del Calvario fue muy diferente al resto de las otras entidades religiosas porque conforme avanzaron los proyectos de los trabajos de interconexión de la Sexta Avenida con el sector Sur de la ciudad, se hacía más factible también la mudanza de personas pudientes a casas más grandes y ostentosas como las de los sectores aledaños a la Avenida Reforma, hasta entonces considerado en las afueras de la ciudad comenzando abandonar sus casas solariegas que se convertían en negocios, bodegas, etc.

Este factor pudo haber sido determinante para que en este período se debilitaran ostensiblemente algunas hermandades y procesiones como las de los Sepultados de Santa Catalina y la Asunción, que incluso desaparecieron por los movimientos migratorios citadinos internos como el que ahora referimos.

El crecimiento social y la expansión de la ciudad influyeron en alguna medida para que dirigentes de la Asociación Cruzados de Cristo del Santo Cristo Yacente del Calvario observara una alta sin precedentes en la demanda de turnos para cargar en la procesión del Santo Entierro en aquellos años y comenzara a pensarse acerca del crecimiento del anda para cubrir la demanda de turnos, limitándose en 1947 a llamar a sus devotos para cargaran únicamente un turno.

Es interesante anotar que mientras creció el esplendor de las procesiones de Pasión al extremo de comenzar agotar sus turnos, las procesiones de Resurrección desaparecieron del ideario citadino sobreviviendo con gran auge únicamente la del barrio e iglesia del Calvario.

 31 El Imparcial. Año XXXV. N ª 8679. Guatemala, miércoles 2 de abril de 1947. P.1.

33 Radio Pax era una radiodifusora según Agustín Estrada Monroy. Datos para la historia de la Iglesia en Guatemala. Tomo III. Academia de Geografía e Historia de Guatemala. 1973. p. 626, propiedad del arzobispo Rossel Arellano. La Voz de la Colina, operaba bajo las siglas TGP en 1210 kilociclos onda larga y TGA-P en 6235 kilociclos, banda de 49 metros, con sus estudios en la casa conventual del Cerro del Carmen; su director era el padre Gilberto Solórzano.

 

Tomado del Libro Crónicas y Recuerdos Del Santo Cristo Yacente Del Calvario De La Nueva Guatemala De La Asunción Escrito por: Dr. Fernando Urquizú y Arq. Mario Ubico. Escuela de Historia - Universidad de San Carlos, CIAG. 

Información adicional

  • © Historia del Arte: © Semana Santa en Línea. Prohibida la reproducción total o parcial. Todos los derechos reservados.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

volver arriba
Anuncio Principal Inferior 2 Difundiendo Nuestras Tradiciones
Banner Principal Inferior 11 Android