Menu
Banner Principal Institucional 8 Sentimientos que Cristo Pascua y banderín Resurrección

La Hermandad Cruzados de Cristo del Calvario y la nueva fisonomía citadina propagada en el gobierno del Doctor Juan José Arévalo

Crónicas y Recuerdos Del Santo Cristo Yacente Del Calvario De La Nueva Guatemala De La Asunción

La Hermandad Cruzados de Cristo del Calvario y la nueva fisonomía citadina propagada en el gobierno del Doctor Juan José Arévalo

Señor Sepultado del Calvario

Para proseguir con la presente exposición retrocedamos al 15 de marzo de 1945, fecha en que había tomado posesión del cargo presidente del país, el doctor Juan José Arévalo, un destacado maestro que dirigió la transformación del país a un Estado moderno, que partió de la entrada en vigor de una nueva Constitución de la República aquel año, enriquecida paulatinamente con códigos específicos como el de Trabajo, el Seguro Social y otros a favor de las grandes mayorías, mientras se daba prioridad a una campaña nacional de alfabetización. En consecuencia los usos de los medios de difusión de las ideas para las masas como era la imprenta a gran escala y la radio que dependían del gobierno tuvieron que ceñirse al nuevo objetivo del gobierno: la difusión de una cultura de carácter laico. Esta circunstancia no afectó profundamente a las cofradías, hermandades y demás asociaciones católicas porque recurrieron a la compra de espacios en emisoras privadas para la difusión de sus actividades.

El mayor acceso de nuevos grupos sociales a la educación y la mejora en los salarios del pueblo en general, se reflejó en una elevación del nivel de vida en los habitantes de los ahora viejos barrios de la ciudad, situación que se extendió al resto del país. Estas circunstancias económicas y sociales, fueron fundamentales en el fortalecimiento de las hermandades y asociaciones católicas de la época que alcanzaban gran auge, ya que además de unir los distintos grupos sociales en los centros urbanos por medio de su creencia religiosa, fortalecían un espacio ideal para la socialización, expresada en sana entretención como la organización de funciones de cine, venta de comidas, bailes y otras actividades que realizaban con el fin de recolectar fondos para sus manifestaciones de fe.

Esta situación era totalmente diferente en los pueblos indígenas, que a pesar de haber sido despojados de sus tierras por la Reforma Liberal, seguían cultivando sus viejas ceremonias que mezclaban creencias prehispánicas e hispánicas en sus cofradías que continuaban siendo los espacios principales de socialización. La presencia de la radio y el cine era muy limitada en el medio rural que vivía bastante divorciado de los centros urbanos.

En las hermandades de Pasión de los centros urbanos convergía un público muy heterogéneo integrado por militares, comerciantes, artesanos profesionales y gente del común que daban vida a la identidad de barrios expresada en sus fiestas religiosas, cívicas y particulares, fortaleciendo un espíritu de solidaridad entre los miembros de estas entidades que a la vez, se interrelacionaban entre sí.

Una vez entendido este fenómeno social del país podemos comprender las raíces de identidad religiosa que se fortalecían en aquella época en el barrio del Calvario, que se reflejaron directamente la Hermandad del Señor Sepultado llamada desde aquellos años Asociación Cruzados de Cristo, que dirigida por en aquel entonces por don Luis H. Evertsz y compuesta prestigiados miembros de las capas medias citadinas daba lugar al fortalecimiento de sus bases de funcionamiento que también se nutría de trabajadores, especialmente de la empresa de ferrocarriles con acceso a regulares salarios en aquellos años, convirtiendo la dicha asociación católica en una institución sólida, que funcionaba como epicentro de en un barrio de alto poder adquisitivo.

Señor Sepultado del Calvario

El correcto entendimiento de estos factores nos llevan a 1946 cuando se estrenó una nueva urna para la procesión del Santo Entierro el Viernes Santo de aquel año cuyas características generales de confección y presentación al público, podemos conocer gracias a la acuciosidad del historiador Manuel Antonio Morales Montenegro, quien nos brindó la siguiente cita, afirmando que la urna:

Fue realizada en bronce, aluminio y plata, según dibujo de J. Arnoldo Chavarri y modelo de Carlos Enrique García, esculturas de Miguel Hugo Álvarez, tallado de Juan Ortiz López, fundición de Timoteo Gómez S e Hijo, pulido y joyería del señor Julio Campos, pintura y decorados talleres de Carlos Badillo S. Soldadura autógena, talleres de J. M. Gutiérrez e Hijo, ajuste y acabado de Fidel Mata, Cristalería Vidriería de Lazo Muñoz.25

El estreno dicha urna fue anunciado en la primera plana del diario de mayor circulación en aquellos días El Imparcial, agregando que al mismo se unió:

Un anda de palo blanco hecha en los talleres del señor Ricardo Pérez Arévalo.26

El análisis de esta información, también delata la presencia de un equipo de trabajo que respaldaba totalmente a la directiva de la Hermandad de Cruzados de Cristo del Calvario, que incluía un encargado de relaciones públicas, dedicado a dar a conocer los alcances de dicha institución. Por otra parte, intencionalmente precisaba por quiénes y dónde fueron hechas la urna y el anda del Señor, así como los materiales y técnicas de elaboración, para darle prestancia a la exposición escrita y jerarquía social a las obras de artes aplicadas suntuarias realizadas.

En el manejo que hace el diario El Imparcial de la información, puede advertirse un toque de publicidad entre líneas, para crear expectación y curiosidad en los lectores a fin de mover su presencia en la procesión de Viernes Santo, que salió de dicho templo aquel memorable año. Estas reflexiones nos llevan a meditar en la continuación de la ampliación de este tipo de manifestaciones con apoyo de la publicidad escrita.

Señor Sepultado del Calvario

Por otra parte, el examen de la referencia periodística hace evidente el aumento del nivel de vida de los habitantes del barrio, que permitía la confección de este tipo de obras, lo que a la vez, deja claro que se jugaba con un entorno de recorrido muy diferente al actual, que permitía un aparato de ambientación especial para el paso de las ostentosas procesiones como la del Santo Entierro del Calvario.

En este sentido, es evidente que el itinerario de recorrido del Santo Entierro del Calvario, aseguraba a su paso por un barrio de alto poder económico, donde se contaba con la confección de sendos altares, lujosos cortinajes para ornamentar puertas y ventanas de las residencias, costosas alfombras de diversos materiales para tenderse al paso de la procesión; además se contrataban músicos para reforzar las capillas familiares expresadas en las tradicionales Cantadas, que se hacían al paso de la misma en las hogares de artistas, condominios y gente pudiente que residía en las casas solariegas de renombre en la ciudad.27

Estos años de esplendor de la cultura del barrio del Calvario pronto fueron enriquecidos con elementos de la cultura extranjera que llegaron dicho lugar, teniendo que ser absorbidos y incorporados al culto del Señor Sepultado para no ser desplazado por el progreso del ideario nacional, tal el caso de la población flotante de paso en los numerosos hoteles del lugar, numerosa gente que llegaba a trabajar a la ciudad proveniente de las nacientes colonias aledañas a la ciudad que comenzaban a formarse en aquel tiempo, haciendo de las inmediaciones de la iglesia del Calvario un sitio de transito, citadino nacional e internacional. 

Tomado del Libro Crónicas y Recuerdos Del Santo Cristo Yacente Del Calvario De La Nueva Guatemala De La Asunción Escrito por: Dr. Fernando Urquizú y Arq. Mario Ubico. Escuela de Historia - Universidad de San Carlos, CIAG.

Información adicional

  • © Historia del Arte: © Semana Santa en Línea. Prohibida la reproducción total o parcial. Todos los derechos reservados.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

volver arriba
Anuncio Principal Inferior 9 Soy Cucurucho tengo los mismos Sentimientos
Banner Principal Inferior 8 Vive la Cuaresma SS y Pascua mano cruz